La elaboración del vino y su cuidado: aprendiendo la cata del vino

Ya hemos citado el tema del vino anteriormente en otro de nuestros post pasados. Pero hay otros detalles que debemos saber. Empezaremos diciendo que el vino es constantemente puesto en botellas especiales y separadas de otras bebidas, sólo se puede acceder para ocasiones especiales, por aquellos que sienten que saben lo suficiente como para elegir con confianza “la elección correcta del vino”. Muchas veces el principal consumidor, por miedo, a elegir el mismo el vino, deja que otro lo haga. ¿Pero nada mejor que hacerlo uno mismo  verdad?.

La elaboración del vino

Fotografía por austinmcgee

Históricamente, el vino era una bebida que se bebía cuando se tenía sed o bebía con la comida. Hoy en día este producto es separado de los otros líquidos, por lo que se tiene un trato diferente. Si lo que desea es tomar una copa, un cocktail o una cerveza, así como el vino se debe tener un motivo para disfrutar de ella, o más apropiadamente… “educarse” de tomar el vino.

El vino es una bebida de primera. Sólo para dar contexto, estos vinos se pueden presentar de una manera muy particular y en ella se tiene otras bebidas como Vermut, Puerto, Burdeos, Mistela, PX, Champagne y Sherry. Cada uno tiene una manera muy diferente de ser hecha, y el proceso de elaboración de cada uno afecta el sabor del producto final tanto como las uvas, el terruño y la cultura, que entran en su creación.

Todas las formas diversas de estos vinos son manipulados cuando se crean. Estas se manipulan de manera que los catadores del vino no parecen quejarse (criticar) a menos que estos métodos se apliquen a determinados vinos. El Vermut es un vino blanco de color ambarino y de sabor dulce a la vez en un determinado grado de alcohol, mientras que el de Vino Puerto está fortificado con aguardiente. El Burdeos es uno de los vinos más coherentes y aceptables. El Mistela ni siquiera es fermentado, o este puede ser en pequeñas cantidades, a continuación, son enriquecidos con aguardiente a los niveles de alcohol de origen vínico. Por su parte el PX es mucho de lo mismo pero puesta con una fermentación mínima que ocurre antes de que el vino se coloque en los barriles. Por su parte el Champagne lleva un grado determinado de levaduras para darle carácter y por último tenemos al Jerez, que se caracteriza por la forma peculiar con la que cultivan las cepas y en donde el tiempo en barrica crea los sabores que buscamos.

Aprender la cata del vino

Fotografía por stefanie says

Otras cosas que debemos saber del vino:

El vino es literalmente orgánico y por ello  mismo es un elemento vivo que está en constante evolución por el cual necesita y requiere de muchos cuidados para su elaboración, ello es necesario para tener un buen producto al final de su elaboración. Hay que tener muy en cuenta de que al destapar una botella nos podemos encontrar con algunas “sorpresas” nada agradables por cierto, una de ellas puede ser de que algo ha salido mal y por lo cual nos podemos presentar ante una botella “defectuosa” y los causales pueden ser diversos.

A continuación les mostraremos algunos de los «defectos» que se pueden presentan en la elaboración del vino, así que…porque esperar la calificación del catador, si nosotros mismos lo podemos hacer.

Para ello tendremos en cuenta las siguientes características que se pueden presentar en su elaboración y cómo podemos reconocerla, es así que estas son las siguientes:

El vino se presenta avinagrado:

Este se debe por la presencia de la Bacteria Aerobea Micoderma Aceti o también puede ser por al Acetobacter. Esta se presenta en la superficie del vino que es donde se desarrolla al tener contacto con el aire, a su vez que deja montado una capa blanquecina que al desarrollo de un cierto tiempo, pasa hacer de un color rosa. Es así que esa misma bacteria le contrarresta el alcohol al vino y a la vez que le deja una acides que se presenta volátil.

Esto ocurre definitivamente cuando el vino está expuesto al aire, es por ello que las bodegas tienen a los vinos aislados de este elemento de la naturaleza para su elaboración. Esto también puede ocurrir cuando un vino está mal cerrado en su botella, siendo otra causal el haberlo dejado parado de modo que el corcho se seca con el tiempo y poco a poco llega un momento en que se filtra de manera microscópica el oxigeno dentro de la botella, es por ello que al almacenar una botella de vino, este se hace “acostado” en una ligera inclinación.

Vino con olor a corcho:

Esto puede ocurrir si el árbol del Alcornoque que produce el corcho contiene moho. Ello ocurre también cuando el moho aparece en la bodega cerca de los barriles, en las diferentes estructuras o en los mismos corchos.

El causante de este olor tiene un nombre… el Tricloroanisol, el cual es causado por una determinada reacción química que tiene origen en sus componentes orgánicos llamados Fenoles, estos se encuentran regularmente en la uva, corcho, toneles, etc que a su vez estos se mezclan con el cloro.

Técnica para catar el Vino

Fotografía por MG Spain Export Consulting

El vino con olor a huevos podridos:

Esto se debe a la presencia del ácido sulfídrico, el cual se presenta cada vez que el vino cambia de recipiente del vino. Es así que se puede presentar un mal olor, incluso antes de pasar al paladar.

Otros olores características que nos indica que un vino puede estar mal, son:

Vino con olor a moho

Vino con olor a tierra mojada

Vino con olor a metal

Vino con olor a madera vieja o sudor de caballo

Vino con olor a rancio presentado con un color marrón

Vino con olor a cartón

Con estas características mostradas en este post, seguro que ahora tienes una buena base de cómo identificar a un buen vino y si este se encuentra en buen estado o no. Para la próxima vez que te encuentres almorzando o cenando, puedes impresionar a tus amigos con tus dotes de catador, seguro que será una experiencia que enriquecerá tu cultura con el vino!