El castillo de Chillon contruido sobre un islote rocoso en la orilla oriental del lago Lemán, está catalogado como monumento histórico de Suiza, y es sin duda, uno de los más visitados en este país,  no sólo por su conservación y valor arquitectónico, sino también por la belleza incomparable de su entorno.

  Rodeado de los Alpes y con su perfil reflejado en las aguas del lago, constituye una de las mejores estampas que un viajero se puede llevar.

Le Château de Chillon

  Emplazado en un lugar estratégico para controlar el tráfico entre el norte y el sur de Europa, fue residencia de los condes de Saboya durante toda la Edad Media, pero su fama (más…)