El Hotel Fañabé Costa Sur es un hotel familiar, no sólo por los servicios que presta, sino también por su ubicación tranquila y agradable.

   Se encuentra situado en una zona residencial de Costa Adeje, un municipio al suroeste de la isla de Tenerife muy cercano a la bulliciosa zona de playa Las Américas, y está rodeado de centros comerciales con una amplia variedad de oferta y ocio.

vacaciones en familia Hotel Fañabé

   En un gran aparcamiento que hay justo detrás del hotel se realiza el mercadillo semanal, los jueves y sábados por la mañana. Está muy ambientado y abundan los productos de artesanía. Si has alquilado un coche, recuerda no aparcarlo en dicho lugar en víspera de mercadillo, no vaya a ser que te lo retire la policía.

   A 100 m. hay una parada de autobuses y delante del hotel podréis coger un trenecito turístico para hacer un recorrido por la zona de Costa Adeje hasta el puerto deportivo de Colón. ¡A los niños les encanta!

Hotel Fañabé vacaciones en familia

  Las playas más cercanas son las de Fañabé a 250 m. y la del Duque a 350 m. Son artificiales, con arena negra de origen volcánico mezclada con arena tostada, como la mayoría de playas que hay en la isla. Aunque a ambas se llega bien andando, tenéis que saber que en Tenerife hay pocos trayectos llanos , y abundan las pendientes, no en vano, en esta acogedora isla se encuentra la cumbre más alta de España, el Teide.

cimg5308-copia

  El hotel se renovó en 2004, por lo que dispone de instalaciones modernas y muy bien decoradas. Cuenta con 403 habitaciones dobles repartidas en cuatro plantas. Afortunadamente tiene varios ascensores, aunque es normal que en temporada alta quizá se saturen un poco.

Hotel Fañabé Costa Sur, vacaciones en familia

  Las habitaciones están muy limpias y con un mobiliario muy cuidado. Todas tienen su terraza y la mitad tienen vistas a la piscina. Algunas son suites y cuentan con un jacuzzi en el baño y una impresionante terraza. En éstas, el servicio de habitaciones es más frecuente  y el cambio de sábanas es diario. Otras habitaciones son familiares y están comunicadas entre sí.

   El hall de recepción es muy amplio y su gran mostrador cuenta con bastante personal que atiende además, en varios idiomas. En esta misma planta podemos encontrar un quiosco de prensa, tienda de recuerdos, cafetería,  zona de billar e internet.

   En la planta sótano tiene una zona de miniclub con un parque de bolas donde los niños disfrutan en grande, sala de Tv y lectura, peluquería, gimnasio, sauna, zona de masajes y la discoteca el Drago, con un completo programa de animación. Después de la sesión de Minidisco para los más peques, se puede ver un espectáculo muy ameno y divertido mientras te tomas una copa o un cóctel.

   En la planta baja tiene una piscina grande, de agua dulce y climatizada, con una zona de menor profundidad para los niños.

Hotel Fañabé Costa Sur

   Como punto negativo, mencionar que su zona de solarium es bastante pequeña, y casi no queda paso entre las hamacas, las cuales, se agotan a primera hora de la mañana. Aunque por norma del hotel, está prohibido reservarlas, hay personas que colocan su toalla bien temprano, de modo que, en temporada alta puede que te sea difícil hacerte con una libre.

   Las hamacas son gratuitas, pero no las colchonetas y las toallas del hotel, que por cierto, no son nada económicas.

  En la azotea del hotel hay otra piscina  y un solarium con zona reservada de uso exclusivo naturista. Desde aquí hay unas excelentes vistas de Costa Adeje.

cimg5365

   Junto a la piscina grande hay un chiringuito abierto todo el día, la zona de «todo incluido» donde las personas alojadas en este régimen pueden servirse, cancha de tenis, tiro al arco, minigolf y la zona de miniclub al aire libre, que dispone de un programa diario de actividades infantiles. El personal habla en varios idiomas, son muy profesionales y se ocupan de entretener y jugar con los niños.

cimg5367

   El comedor-buffet tiene una terraza con vistas a la piscina, es un lugar muy agradable, sobre todo para cenar. La comida está muy bien preparada y presentada. Creo que su variedad es buena y ofrece platos para todos los gustos. Hay quien piensa que la comida es poco variada, quizá pueda serlo después de una semana de estancia.

   Los horarios del comedor, fuera de temporada alta, están más adaptados al horario europeo que al español, principalmente, porque la mayoría de clientes en esas fechas son extranjeros. 
En este hotel te puedes alojar en régimen de «todo incluido», en mi opinión, a menos que seas de beber cerveza o alcohol, no salgas de hotel y estés consumiendo todo el tiempo, la calidad y oferta de dicho régimen no merecen la pena. En el bar o la discoteca, hay una carta «normal» y otra para las bebidas que entran en el «todo incluido», por supuesto, son marcas nacionales o «no muy conocidas». Si quieres otra cosa tendrás que pagar una diferencia o la totalidad de la consumición.

  A nuestro queridos hoteles en España, aún les queda mucho para igualarse en calidad para este tipo de oferta, con los hoteles que podemos encontrar en los resorts de México, Cuba o Santo Domingo.

   Otro punto negativo, es que a la entrada del hotel se sitúa la terraza del bar que está frente al mostrador de recepción, en la planta baja. Esta terraza, por las noches está ambientada con música mientras te tomas algo después de cenar. Considero que su ubicación es penosa para un hotel de su categoría, pienso que estaría mucho mejor en la zona de la piscina, como en la mayoría de los hoteles. Creo que la razón,  casi con seguridad, se debe como dije anteriormente, a que el espacio de solarium es muy pequeño.

  Aún así, la valoración que hago en su relación calidad-precio es buena, y aconsejo este hotel, especialmente a familias con niños.